¿Sitio web o página de Facebook?

Publicado en Blog, General, Sitios web

¿Sitio web o página de Facebook?

Una pregunta frecuente para quien tiene un producto o negocio es si debe tener un sitio web o una página de Facebook. Es importante considerar lo siguiente antes de tomar una decisión.

  • Metas a alcanzar al tener presencia en internet.
  • Audiencia objetivo.
  • Optimización para motores de búsqueda.
  • Limitaciones de Facebook.
  • Limitaciones de un sitio web.

Metas a alcanzar al tener presencia en internet
Es importante tener muy claro qué esperas lograr teniendo presencia en internet.

Si tienes un evento o pproducto que quieres promocionar, generar conversación sobre el mismo, pero aún no tienes mucho contenido – Facebook puede ser lo que necesitas. Tendrás a tu disposición las funciones de calendario y las propiedades virales del botón “compartir”.

Por otro lado, si ya tienes mucho contenido que quieres presentar de una forma limpia y organizada, tienes productos que ofrecer, o quieres un blog, probablemente un sitio web sea el mejor lugar para empezar. No hay limitaciones en la forma de presentar la información en tu sitio web, así que puedes organizarla como quieras, en la cantidad de secciones que prefieras, vinculadas a tu gusto.

Puedes verlo de esta manera: tu sitio web es donde vive todo tu contenido, y Facebook es un lugar donde puedes promover/comentar/compartir lo que haces con él.

Es verdad que puedes crear conciencia de marca en Facebook sin un sitio web, y puedes aprovechar Facebook sin tener una página de Facebook dedicada, pero por lo general funcionan mejor las dos cosas juntas.

Audiencia objetivo
Si tú producto o servicio está enfocado a la gente joven, Facebook es lo que buscas, ya que sigue siendo su lugar preferido, aun cuando cada vez entra audiencia de más edad.
Otro punto a considerar es que la audiencia de Facebook espera poder sostener una conversación con los involucrados; si tu negocio está renuente a compartir o comentar las cosas en público, es probable que Facebook no sea lo adecuado para ti, ya que en tu sitio web puedes implementar discusión y comentarios en un ambiente controlado por ti.

Optimización para motores de búsqueda
Los sitios web ofrecen un camino para los motores de búsqueda, y la gente los usa para encontrar tu sitio basados en palabras y frases clave que usaste en tu contenido. Puedes determinar quién y cuándo te encontró, basado en el tipo de contenido que pusiste en tu sitio, y puedes analizar dichos datos en cualquier momento.
En contraste, Facebook controla la forma en que tu página es descubierta, y decide cambios de un momento a otro. Añadido a esto, Facebook está diseñado para que la gente que está conectada encuentre fácilmente intereses comunes, así que la naturaleza del descubrimiento es diferente.
Lo anterior no significa que los sitios web no sean compartidos a través de Facebook, o que la gente no encuentre páginas de Facebook en los buscadores, pero debes elegir entre toda la red (sitio web) contra un enfoque concentrado (Facebook).

Limitaciones de Facebook
Los usuarios normales de Facebook evitan perder tiempo en una página de Facebook estática y aburrida. En Facebook estás compitiendo dentro del mismo espacio. Para sobresalir debes tener una presencia activa que ofrezca información atractiva y que se comparta, y una conversación en curso. Además, en cuanto al diseño, no tienes mucho espacio para maniobras.

Limitaciones del sitio web
Los sitios web a medida bien diseñados requieren un conjunto específico de habilidades y más que unas horas de trabajo. Por el contrario, crear una página en Facebook, es muy rápido, fácil y cualquiera lo puede hacer. Usar un sistema de administración de contenido como WordPress, te da la habilidad de crear y actualizar tu propio sitio web o blog, pero no es tan sencillo como postear algo en Facebook y participar en la resultante conversación. Y sin promoción, aún el sitio web mejor diseñado, será como un automóvil sin gasolina, a menos que lo promuevas con anuncios o hagas uso de redes sociales.

En resumen, no es necesario decidir entre uno y otro, más bien se requiere definir con cual empezar, ya que uno complementa al otro. Es recomendable investigar qué hicieron tus competidores, aprovechar su experiencia, ver qué les funciona. En gran medida te ahorrará tiempo, dinero y esfuerzo.